in

Un sacerdote de Detroit rocía agua bendita con una pistola de agua para mantener el distanciamiento social

Las fotos, publicadas en los medios sociales por la Iglesia de San Ambrosio, muestran al Reverendo Timothy Pelc disparando agua a la ventanilla de un coche, mientras se detenía en los escalones de la iglesia.

Un sacerdote de Detroit rocía agua bendita con una pistola de agua para mantener el distanciamiento social

El sacerdote llevaba una máscara, protector facial y guantes de goma como precaución adicional contra la propagación del coronavirus.

Rociando agua bendita con una pistola de agua:

Un sacerdote de Detroit rocía agua bendita con una pistola de agua para mantener el distanciamiento social

@theguardian


3 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

La cosa empeora, el Gobierno ha enviado a Terminator

Donald Trump se medica con un fármaco para la malaria y sin efectividad contra el Covid-19