in

El restaurante Baserriberri de Pamplona crea el ”Croquetavirus”, un pincho que se come con una mascarilla

El restaurante Baserriberri de Pamplona ha creado un pincho que se llama Croquetavirus, una croqueta que se come colocándose una mascarilla sanitaria que cubre la nariz y la boca.

El restaurante Baserriberri de Pamplona crea el ''Croquetavirus'', un pincho que se come con una mascarilla

El Croquetavirus es una croqueta hecha de picadillo de pulmón de cerdo agridulce que se coloca en una pequeña bolsa con una abertura y se cose por dentro de una máscara sanitaria impregnada en jengibre.

Cuando el cliente se la coloca, su olfato se centra en el jengibre y para comer la croqueta solo tiene que apretar por fuera de la mascarilla y ya cae a la boca.

Algunos usuarios en las redes están totalmente indignados con la creación y lo consideran una falta de respeto y de mal gusto.

Han vendido 500 pinchos en tan solo dos horas…

Llevábamos un tiempo jugando a comer alimentos aislando algunos sentidos y potenciando otros. Estábamos flipando con las sensaciones que surgían usando mascarillas: aislaban nariz y boca creando microclimas olfativos y gustativos, herméticos y mágicos; y… justo estalla el tema de Wuhan”, comenta el cocinero Iñaki Andradas.

El restaurante Baserriberri de Pamplona crea el ''Croquetavirus'', un pincho que se come con una mascarilla

El restaurante Baserriberri es el mismo que el año pasado creó el pincho llamado Pollocreta, su propuesta para participar en la Semana de la Croqueta de Navarra.


5 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

La lucha por sobrevivir de Ragnar, un mastín famélico hallado con 18 kilos de peso en Elche

Tiene un brutal accidente con su Corvette en Miami y sale ileso