in

Un pastor de la ‘Iglesia de la serpiente’ recibe una mordedura mortal en pleno sermón

Cody Coots es pastor de una congregación en Estados Unidos que utiliza reptiles en sus ceremonias y recientemente fue hospitalizado de urgencia después de que una serpiente de cascabel le mordiese durante un sermón.

Un pastor de la 'Iglesia de la serpiente' recibe una mordedura mortal en pleno sermón

Ocurrió en una iglesia de Middlesborom, en Kentucky cuando Cody se dirigía a sus fieles con la serpiente en la mano. El hombre recibió una mordida cerca de la oreja y este siguió con el discurso hasta que se sintió mareado y dijo que le trasladasen a la cima de una montaña, donde pensaba que Dios decidiría si debía vivir o morir.

Lo llevaron directamente al hospital y allí le salvaron la vida. Sufrió la mordedura a escasos milímetros de la arteria temporal, con lo que se libró por muy poco de una muerte casi segura.

Un feligrés explicó que ”la mayoría de la gente a la que muerden en el rostro fallecen a los 5 o 10 minutos” y recordó que el padre de Cody perdió la vida “al cabo de siete minutos” cuando otra serpiente le mordió en 2014.

A partir del min. 10:13:

Un pastor de la 'Iglesia de la serpiente' recibe una mordedura mortal en pleno sermón

Un pastor de la 'Iglesia de la serpiente' recibe una mordedura mortal en pleno sermón

Un pastor de la 'Iglesia de la serpiente' recibe una mordedura mortal en pleno sermón

Un pastor de la 'Iglesia de la serpiente' recibe una mordedura mortal en pleno sermón

Un pastor de la 'Iglesia de la serpiente' recibe una mordedura mortal en pleno sermón

Un pastor de la 'Iglesia de la serpiente' recibe una mordedura mortal en pleno sermón

(Vía)


5 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Atropello de varios mecánicos en la calle de boxes durante el campeonato brasileño de Stock Light

El chef maestro de la tempura de Shizuoka. Usa sus propias manos para cocinar con aceite hirviendo