in

La Guardia Civil utilizó un láser para evitar que carroñeros grabasen cómo sacaban el cuerpo de Julen

Para evitar que la prensa carroñera grabase cómo sacaban el cuerpo del pequeño Julen del pozo, la Guardia Civil utilizó un láser verde contra las cámaras. Julen, un niño de dos años de edad, cayó en un pozo de 25 cm. de diámetro y 110 m. de profundidad en Totalán, Málaga, el pasado domingo 13 de enero y ha sido encontrado muerto este sábado después de 13 días intensa búsqueda.

La Guardia Civil utilizó un láser para evitar que carroñeros grabasen cómo sacaban el cuerpo de Julen

El caso ha llenado horas y horas de televisión en diferentes programas y el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) va a analizar el tratamiento mediático del accidente y rescate del pequeño que han realizado las principales televisiones públicas y privadas, locales, autonómicas y nacionales. Creen que es posible que se hayan vulnerado derechos fundamentales de los familiares del menor.

Insisten en la necesidad de que los medios de comunicación ”mantengan un respeto absoluto” de los derechos fundamentales de las personas involucradas en este tipo de sucesos.

Un operador de cámara se llegó a preguntar a través de Twitter por qué les apuntaban a los cámaras y fotógrafos que estaban allí con un puntero láser desde las obras del pozo. Este fue el tuit que publicó y las respuestas de la gente…


7 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Disparan contra un conductor VTC cuando circulaba por Madrid

Nadie puede escapar a un chancletazo de esta madre