in

Un vecino de Caspe acepta dos años de cárcel por meter el dedo en el ano a otro

Un vecino de Caspe (Zaragoza) ha aceptado una condena de dos años de prisión por un delito de agresión sexual a otro vecino de la localidad. José M. F. admitió los hechos y pagó por adelantado una indemnización de 3.150 euros a la víctima. Por esto se le aplicó la atenuante de reparación del daño. Además, el acusado presentó un informe médico que indicaba que padecía alteración psíquica.

Un vecino de Caspe acepta dos años de cárcel por meter el dedo en el ano a otro

El acusado entrando en la sala de vistas de la Audiencia Provincial

Todo ello llevó al fiscal y a la defensa del acusado a llegar a un acuerdo: Rebajaron la petición de 8 años de cárcel a dos por un delito de violación. El acusado tiene prohibido acercarse a menos de 500 metros de la víctima o comunicarse con ella en 4 años.

Según explican en Heraldo, la agresión se produjo en octubre de 2012 y la vista oral no se celebró hasta este pasado 18 de enero de 2018. Los hechos ocurrieron en un bar de la calle Guma de Caspe. Al parecer, el acusado (de 58 años) se abalanzó sobre el otro hombre (de 62) y después de derribarlo se sentó sobre él, le bajó los pantalones y ropa interior y le metió un dedo por el ano mientras con la otra le apretaba los testículos mientras decía: ”Esta noche te acostarás conmigo por mis cojones o te pegaré dos tiros”. Cuando fue detenido reconoció todo lo sucedido.

El forense explicó que a la víctima no le quedó ninguna secuela, salvo una distimia leve reactiva al episodio vivido. Un trastorno afectivo de carácter depresivo crónico, caracterizado por la baja autoestima y aparición de un estado de ánimo melancólico, triste y apesadumbrado. Estos síntomas pueden durar unos dos años.

(Vía)


6 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Yo solo quiero encontrar a alguien tan romántico como el arquitecto de IKEA Málaga

Esto es lo que le pasa a tu coche si dejas que un oso se cuele dentro