in

Una mujer denuncia que el restaurante al que pidió pollo rebozado le mandó una «toalla frita»

Una mujer de Filipinas pidió pollo rebozado a domicilio a un restaurante y lo que le llegó fue una toalla frita.

Una mujer denuncia que el restaurante al que pidió pollo rebozado le mandó una "toalla frita"

Cuando llegó, intentó cortar un trozo de pollo para su hijo, pero se encontró con algo «realmente inquietante»…

«Mientras intentaba darle un bocado, me resultó muy difícil incluso morderlo. Intenté abrirlo con las manos y, para mi sorpresa, era una toalla frita».


4 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Los peligros de entrevistar en directo…

Pero, pero, pero…