in

Una mujer corta las cuerdas a un operario que trabajaba colgado en la fachada de su edificio en Benidorm

La Policía Nacional ha detenido en Benidorm a dos personas de nacionalidad española de 51 y 60 años de edad por un presunto delito de tentativa de homicidio a un trabajador que se encontraba realizando trabajos verticales un edificio de la localidad.

Una mujer corta las cuerdas a un operario que trabajaba colgado en la fachada de su edificio en Benidorm

Dos operarios estaban haciendo reparaciones en la fachada de un edificio cuando se dieron cuenta de que una de las dos cuerdas que sujetaba a uno de ellos se había soltado, quedando sujeto con una única cuerda.

Los operarios miraron hacia arriba rápidamente y vieron unas manos de una persona manipulando la cuerda principal. La otra ya había sido cortada por esta persona.

Rápidamente el operario se aferró a la cornisa del edificio para no precipitarse al vacío a la vez que ambos gritaban con todas sus fuerzas. Ante el alboroto, la persona que se disponía a cortar la cuerda se escondió en su casa.

Los trabajadores estaban a una altura de 13 plantas. Consiguieron llegar al suelo rápidamente y ponerse a salvo sin sufrir ninguna lesión.

Agentes de Policía Científica y del Grupo IV de la Brigada Local de Policía Judicial se hizo cargo de la investigación. Los agentes colocaron las cuerdas de la misma forma que estaban dispuestas cuando fueron cortadas y vieron que el corte se produjo desde una de las ventanas que se encontraba por encima de la planta vigésima del edificio.

Una mujer corta las cuerdas a un operario que trabajaba colgado en la fachada de su edificio en Benidorm

En esa vivienda se encontraba un matrimonio que acusaron a los operarios de haber roto las bisagras de una ventana al realizar los trabajos. Sin embargo, seguidamente manifestaron no saber nada sobre lo ocurrido y que en el domicilio además de ellos se encontraban varios obreros realizando reparaciones en su domicilio y el autor podría ser alguno de ellos.

La Policía contrastó la información y en el momento de los hechos solo se encontraba en la vivienda la mujer, siendo ella la que presuntamente cortó una de las dos cuerdas de seguridad que sujetaban a uno de los trabajadores y el motivo se debía al desacuerdo con la realización de los trabajos de rehabilitación del edificio que se habían aprobado por parte de la comunidad de vecinos.

Tanto el hombre como la mujer fueron trasladados a dependencias policiales. El hombre quedó en libertad y la mujer fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la localidad de Benidorm, decretando el Juez su libertad con cargos.

Información


4 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Así son las mascarillas de Apple. Solo para sus trabajadores

Llegan las PCR anales: China empieza a hacer test anales para detectar el coronavirus y alega que son más precisos que los nasales