in

Una asistenta okupa la casa donde trabajaba tras morir por Covid la anciana a la que cuidaba

Pilar es una mujer de 75 años de edad que murió en su casa de Leganés, en Madrid por Covid a finales del mes de marzo. Era una mujer viuda y vivía sola. Desde hacía un mes y medio tenía a una asistenta de hogar, una mujer peruana de 33 años de edad llamada Rosa.

Una asistenta okupa la casa donde trabajaba tras morir por Covid la anciana a la que cuidaba

Rosa ordenó por su cuenta la incineración de la anciana sin avisar a sus dos hijas y se quedó instalada en la vivienda de la fallecida.

La hija de Pilar sospecha que “estamos ante algo más que una okupación, ya que su madre no se encontraba mal” y asegura que diez días antes de su muerte la asistenta puso a su nombre los contratos de luz y agua de la vivienda y los seguros con un supuesto poder otorgado por la anciana. «Me gustaría saber que pasó con mi madre esos días, yo también tuve coronavirus esa época y estuve 30 días ingresada. Cuando nos enteramos de su muerte ya estaba incinerada», señala. «Creo que mi madre no murió de forma natural y vamos a hacer todo lo posible para que se aclare lo que ha pasado. Tenemos indicios de que la ha podido hacer algo», asevera la hija que es consciente de que sin autopsia va a ser complicado demostrar sus graves acusaciones, según explica a El Mundo.

El yerno de Pilar ha intentado sin éxito negociar con la okupa durante las últimas semanas. «Si tuviera dignidad se habría ido ya. La he ofrecido hasta 6.000 euros y la he ofrecido trabajo y un piso de alquiler y me contestó que si le daba 15.000 euros que igual se iba», señala Juanjo, pareja de Rosana.

El Mundo | Enviado por Mari.


29 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

La Fiscalía ve machismo en algunas señales de tráfico que denotan “dependencia y subordinación”

Ahora que empieza de nuevo el cole es un buen momento para recordar estos dos vídeos