in

Un vigilante que se «aburría» dibuja unos ojos a un cuadro valorado en un millón de euros

Un vigilante del Centro Yeltsin de Ekaterimburgo (Rusia) no pudo empezar peor su primer día de trabajo. Porque se convirtió en el último.

Un vigilante que se "aburría" dibuja unos ojos a un cuadro valorado en un millón de euros

No es para menos después de que se haya sabido que el hombre, de unos 60 años, arruinó el cuadro Tres Figuras de la artista rusa Anna Leporskaya, pintado entre 1932 y 1934. El hombre reconoció que se «aburría».

El coste de la reparación ha ascendido a casi 3.000 euros, que va a pagar la compañía de seguridad para la que trabajaba el vigilante, que se enfrenta ahora a una posible multa de casi 500 euros y un año de trabajo en un correccional.

Vía

13 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading…

.

«Las tostadas son como los padres»

Dolor, solo veo dolor