in

Un padre de 39 años con cinco hijos muere después de enviar un mensaje de texto a su mujer: »Debería haberme puesto la maldita vacuna»

Un padre de cinco hijos de 39 años de edad de Las Vegas murió por complicaciones de COVID-19 después de enviar un mensaje de texto a su mujer desde el hospital diciendo: »Debería haberme puesto la maldita vacuna».

Un padre de 39 años con cinco hijos muere después de enviar un mensaje de texto a su mujer: ''Debería haberme puesto la maldita vacuna''

Según Jessica DuPreez, ella y su marido Michael Freedy, un trabajador del casino de Las Vegas, querían esperar solo un año desde el lanzamiento de la vacuna para ver qué efectos tenían las personas, pero nunca hubo la intención de no ponérsela.

Durante unas vacaciones recientes en San Diego, Freedy sufrió una quemadura de sol severa. Cuando volvieron, fue al centro de salud con náuseas y escalofríos, pensando que podría tener intoxicación solar, pero dio positivo por COVID.

Freedy fue enviado a casa y le dijeron que se aislara. Unos días después, se despertó en medio de la noche, sin poder respirar ni caminar.

Ingresó en el hospital con neumonía doble y luego lo colocaron un ventilador.

«Seguí diciéndole que vas a superar esto, tienes que volver a casa con nosotros», dijo DuPreez sobre su última conversación. «Yo estaba como por favor, sigue peleando, no te rindas. Él dijo, estoy tratando de pelear, pero me intubarán y me someterán».

»Fredy solo tenía 39 años. Nuestros bebés ahora no tienen papá», dijo DuPreez sobre sus hijos de 17, 10, 7, 6 y 17 meses. «No se puede decir que soy joven y no me afectará porque sí».

En una recaudación de fondos online para la familia, agregó: «El amor de mi vida, mi roca, mi todo. El padre de mis bebés, ya no está con nosotros. No sé qué hacer».

Vía


28 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Camiseta certificado Covid. El outfit perfecto para salir de cañas en Galicia

»No te preocupes, te pondré este palet para que no te mojes»