in

Un cura argentino convierte su iglesia en un bar para protestar por las limitaciones del gobierno

Un cura de una iglesia de la ciudad argentina de San Lorenzo ha convertido su iglesia en un bar, con mesas y religiosos ataviados como camareros, para protestar por lo que consideran un agravio para el culto, ya que el gobierno solo permite ceremonias religiosas de hasta 10 asistentes mientras que los bares tienen menos restricciones.

Un cura argentino convierte su iglesia en un bar para protestar por las limitaciones del gobierno

”Estamos vestidos de esta manera, con una bandeja, porque parece que es la única manera en que podemos estar reuniéndonos para servir la palabra de Dios. Aparte de la milanga que va para la mesa 4, sale palabra de Dios desde la casa del Señor hacia todas las naciones”, ha explicado el pastor Daniel Cattaneo al diario Clarín.

Un cura argentino convierte su iglesia en un bar para protestar por las limitaciones del gobierno

Muchos fieles han ido al templo reconvertidos en clientes, la mayoría con mascarilla, para participar en esta protesta contra el gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti. Reivindican con ello su derecho constitucional a la libertad de culto.

”Queremos ejercer nuestro derecho constitucional de practicar nuestra fe. Nos preocupa que cercenen nuestros derechos. Los bares y negocios pueden abrir, pero nosotros no. ¿Por qué nos discriminan?”, dice el pastor.


7 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Hamilton califica de ”asquerosas” las corridas de toros y Cayetano le responde

Un superviviente del coronavirus en Estados Unidos recibe una factura de 1,1 millones de dólares al salir del hospital