in ,

Un adolescente inserta un cable de 70 centímetros en su propia uretra porque quería saber de dónde proviene la orina

Un adolescente de 13 años de edad de Dongguan, en China, tuvo que ser sometido a una cirugía para extraerle un cable eléctrico de 70 cm de largo que se había metido en la uretra ya que quería saber de dónde provenía la orina.

Un adolescente inserta un cable de 70 centímetros en su propia uretra porque quería saber de dónde proviene la orina

Según explican en Global Times, el cable se enredó en su vejiga durante más de tres meses. En ese tiempo el menor sufrió micciones frecuentes, urgentes y dolorosas, a veces incluso con sangre, según los informes.

Al final tuvo que ser trasladado al hospital para retirarle el cable con un cirugía.

Un adolescente inserta un cable de 70 centímetros en su propia uretra porque quería saber de dónde proviene la orina

Según explicó el médico que lo atendió, el cable eléctrico era originalmente negro, pero después de estar en su cuerpo durante mucho tiempo, el cable se cubrió con suciedad de orina y se volvió de un color grisáceo.

Radiografías que le hicieron al joven con el cable en el interior y una vez extraído:

Un adolescente inserta un cable de 70 centímetros en su propia uretra porque quería saber de dónde proviene la orina

Un adolescente inserta un cable de 70 centímetros en su propia uretra porque quería saber de dónde proviene la orina

Un adolescente inserta un cable de 70 centímetros en su propia uretra porque quería saber de dónde proviene la orina

Global Times | The Paper


2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

”Aguanta carnal, estoy agarrando señal”

Una calle de Cartagena tiene 24 pasos de cebra en 800 metros