in

Así se vivieron los últimos minutos en la cabina del vuelo 593 de Aeroflot que acabaría estrellándose

El vuelo 593 de Aeroflot fue un vuelo operado por Russian International Airlines, con un Airbus A310 de pasajeros operado a través de Aeroflot que se estrelló en una colina en Óblast de Kémerovo el 23 de marzo de 1994. Los setenta y cinco pasajeros y tripulantes murieron en el accidente.

La grabadora de voz y de datos reveló que el hijo de quince años del piloto, Eldar Kudrinsky, mientras estaba sentado en los controles, había desconectado sin saberlo el control del piloto automático del A310, en su sección de alerones. El avión comenzó a virar incrementando cada vez más el giro hasta llegar a ponerse en vertical mientras que los pilotos eran incapaces de retomar el control. Al contrario que los aviones soviéticos con los que la tripulación sí estaba familiarizada, no se activó ninguna alarma audible cuando se produjo la desconexión parcial del piloto automático y, por esta razón, permanecieron en el desconocimiento de qué estaba sucediendo. A consecuencia de la investigación del accidente, se recomendaron un buen número de cambios de diseño en el sistema de piloto automático del A310.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Comparación de tamaños de estatuas de todo el mundo

Real. Esto pasó en el programa ‘El Chiringuito’