in

Tres neonazis intentan quemar vivo a un sin techo en Barcelona y Aurelio, un vigilante de seguridad, lo evita

Tres neonazis han intentado quemar vivo con gasolina a Houssan, una persona de Argelia que sobrevive cada día en las calles de Barcelona. Un vigilante de seguridad llamado Aurelio lo ha salvado de ser asesinado al llegar quince minutos antes al trabajo.


27 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

»Hay un negro en la orilla del mar»

Cuando los trenes y la nieve se encuentran