in

¿Te acuerdas del Renfe Auto-Expreso? Cuando se podía montar el coche en el tren

”La idea era cojonuda, cogías el tren nocturno para Madrid en Coruña, cargaban el coche, cenabas en el tren, dormías en el coche cama, te levantabas, una ducha, desayunabas y por la mañana a primera hora recogías el coche en la estación en el centro de Madrid.

En aquella época pre-autovias en que el viaje de 600 kilómetros en coche (en nuestro caso un Talbot Horizon 1.9 GLD) era poco menos que una aventura y los rent-a-car casi inexistentes era una gran alternativa; y ya en viajes de verano al Levante que salíamos de noche y llegábamos Valencia”. Vía @ventisetterosso


3 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

En este restaurante utilizan muñecas hinchables para que los clientes se sientan acompañados durante la reducción de aforo

Impresionante escultura de arena de Andoni Bastorrika