in

Suerte que comprobó con la mano y no miró por el agujero…

Dentro de lo que cabe tuvo bastante suerte…

Menos mal que comprobó con la mano y no miró por el agujero…


9 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Una conductora se estrella a toda velocidad contra una rotonda y el coche sale despedido por los aires

El fotógrafo Sam Rowley estuvo cinco noches apostado en el suelo del metro de Londres para hacer esta maravilla de foto a unos ratones