in

Se disfrazan de policías y roban 750 kilos de oro en el aeropuerto de São Paulo, al estilo ‘La Casa de Papel’

Este pasado jueves, a plena luz del día, un grupo de ladrones se disfrazó de policías y armados hasta los dientes robaron 750 kilos de oro en el aeropuerto internacional de São Paulo, en Brasil. Perfectamente podría haber sido la cuarta temporada de la serie La Casa de Papel, pero ha sido real.

Se disfrazan de policías y roban 750 kilos de oro en el aeropuerto de São Paulo, al estilo 'La Casa de Papel'

Llegaron a la terminal en dos furgones como los que utiliza la Policía Federal. Uno se quedó en la entrada y otro entró en el hangar de mercancías. Utilizaron de rehén al jefe de logística y a su familia.

Robaron casi 750 kilos de oro, de un valor aproximado de 27 millones de euros, que estaba a punto de embarcar hacia Zurich y Nueva York.

Se disfrazan de policías y roban 750 kilos de oro en el aeropuerto de São Paulo, al estilo 'La Casa de Papel'

Se disfrazan de policías y roban 750 kilos de oro en el aeropuerto de São Paulo, al estilo 'La Casa de Papel'

Después de salir del aeropuerto, los ladrones dejaron las furgonetas en el barrio de Jardim Pantanal y escaparon en una camioneta S-10 y en una ambulancia con toda la mercancía robada.

La Policía tuvo problemas para seguirles la pista al no poder utilizar el helicóptero cerca del aeropuerto.

Se disfrazan de policías y roban 750 kilos de oro en el aeropuerto de São Paulo, al estilo 'La Casa de Papel'



Se disfrazan de policías y roban 750 kilos de oro en el aeropuerto de São Paulo, al estilo 'La Casa de Papel'

Se disfrazan de policías y roban 750 kilos de oro en el aeropuerto de São Paulo, al estilo 'La Casa de Papel'

Vídeo del robo:


One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Un turista italiano comió 400 euros de marisco en un restaurante en Formentera y luego dijo que no podía pagar la cuenta

Un blogger muere después de comer ciempiés vivos delante de sus seguidores