in

Hay respuestas que nunca puedes esperar. La mágica espontaneidad del directo

»Tengo una pistola de juguete y quiero hacer ahora mismo un experimento: preguntarle a cualquier persona que pase por la calle y si yo le pongo esta pistola y le digo que lo quiero atracar a ver qué opina».

»Imagínate que te apunto con esta pistola y te digo que mes todo tu dinero…»

Respuestas que nunca puedes esperar…

 

(Vía)


3 Comments

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Madre mía… como para meterse con él…

Pelea de boxeo entre dos ratas en la estantería de un restaurante en India