in

Recreación del puente de madera de Trajano sobre el Danubio

A principios del siglo II d.C. el emperador Trajano, primer emperador de origen hispano, decidió llevar al Imperio Romano a su máxima expansión conquistando la Dacia (la actual Rumanía). Para dicha conquista un río, el Danubio se interponía en su camino. Para poder cruzarlo encargó al arquitecto e ingeniero Apolodoro de Damasco (el mismo que construyó el mercado del Quirinal, las termas, el foro y la columna de Trajano, el Panteón de Agripa…) la construcción de un puente al este de las Puertas de Hierro en la actual Drobeta Turnu Severin (Rumanía) y Kladovo (Serbia). El puente fue construido en un periodo récord entre el año 103 y 105, con el propósito de conectar las provincias de Mesia y la Dacia, facilitando la expansión hacia el territorio dacio.

El puente tenia 1135 m de largo, necesarios para salvar los 800 m del ancho del río, 15 de ancho y alcanzaba una altura de unos 19 m sobre el río. Estaba formado por veinte arcos de madera asentados en pilares cuadrados de 20 m de lado y hasta 45 m de alto de masonería. Cada arco medía 51-52 metros de envergadura y los pilares estaban hechos de ladrillo, mortero y cemento. Para hacerse una idea de la complejidad que supuso su construcción valga decir que nadie pudo superar esta hazaña durante más de mil años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Un perro agradecido

Josep Borrell. Esto dijo en Oviedo, en el año 2009