in

La pesadilla de Adrián, el español que puede pasar 10 años en la cárcel por una bronca en un partido de los Miami Heat

Adrián Montero Mato es un joven español de 23 años de edad que se encuentra en la cárcel de Miami-Dade acusado de cuatro delitos por los que podría acabar más de 10 años entre rejas.

La pesadilla de Adrián, el español que puede pasar 10 años en la cárcel por una bronca en un partido de los Miami Heat

El pasado miércoles por la tarde se encontraba viendo un partido de la NBA entre los Miami Heat y los Chicago Bulls en el AmericanAirlines Arena. Tuvo una discusión con otros aficionados que tenía cerca y la policía acabó interviniendo. Varios agentes se acercaron a Adrián y le dijeron que tenía que abandonar el estadio. El se opuso y cuando lo levantaron de su asiento empezó un forcejeo con los agentes y caen por las gradas abajo. Al final, el joven es reducido y detenido.

Este es el vídeo que publicamos ayer en el que se puede ver lo sucedido:

La Policía de Miami-Dade acusa a Adrián de cuatro delitos: agresión a policías, resistirse a un oficial con violencia hacia su persona, conducta desordenada y desórdenes por intoxicación. Los dos primeros son los que pueden conllevar una condena más seria: Agresión a un policía y resistencia implica una pena de 5 años de prisión o 5 en libertad vigilada cada uno. Así lo recoge la sección 784.07 y 843.01 de Florida.

La vista preliminar se ha celebrado por videoconferencia y al joven se la puesto una fianza de 10.000 dólares. Adrián se encontraba de vacaciones en Miami. Llegó el mismo miércoles y tenía la vuelta para mañana domingo.

La pesadilla de Adrián, el español que puede pasar 10 años en la cárcel por una bronca en un partido de los Miami Heat

(Vía)

Enviado por Diego | Envíanos tus aportes


15 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Veterinarios alertan del peligro del nuevo viral: echar purpurina en los testículos a las mascotas

Telemadrid salió a la calle en busca de indignados por la Huelga del Taxi pero se encontró con otra respuesta