in

Amigos inseparables: Un perro cuida de una jirafa abandonada por su madre

Jazz es una jirafa bebé y Hunter es un perro pastor belga Malinois, que es el encargado de proteger a los animales y prevenir la caza furtiva en el Rhino Orphanage de la provincia de Limpopo, en Sudáfrica.

Amigos inseparables: Un perro cuida de una jirafa abandonada por su madre

Jazz fue llevada cuando tenía dos días de vida después de ser encontrada débil y deshidratada por un campesino. ”Había sido abandonado por la madre y estaba muy débil. Primero le tuvimos que colocar suero, luego le empezamos a dar leche y poco a poco se está acostumbrando a comer sus hierbas preferidas”, explica una de las veterinarias del centro.

Hunter no se separó de su lado en ningún momento desde que llegó. Es como si supiera que necesitaba de alguien que la protegiese.

”Está todo el día en el cuarto a su lado, junto a los asistentes, y no permite ni siquiera que su hermano Duke (otro pastor belga) se acerque. Estaba tan preocupado los primeros días cuando Jazz se encontraba muy mal, que no quería comer. Cuando el bebé, que estaba inconsciente, abrió los ojos, Hunter volvió a comer. Es un perro muy especial y somos felices que sea parte de nuestro equipo”.

Amigos inseparables: Un perro cuida de una jirafa abandonada por su madre

Amigos inseparables: Un perro cuida de una jirafa abandonada por su madre


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Ven con papá, ven con papá, ¡bien!

Tienen un accidente con dos vueltas de campana y lo primero que hacen es grabar un vídeo para TikTok