in

Perrita paralizada sorprende a sus cuidadoras al caminar por primera vez

Cuando Avellana ingresó a Galgos del Sol, ella era incapaz de moverse. Con la ayuda de sus rescatistas y su perseverancia, Avellana no solamente logró recuperar su movilidad, sino además su espíritu juguetón y sus ganas de seguir adelante.


One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Por qué la diabetes es más compleja de lo que crees

Una tortilla de patata de 57 huevos. Llega la hora de darle la vuelta…