in

La tremenda historia de Chi Chi, una perrita que perdió las 4 patas en un matadero

Esta perrita de sólo dos años de edad ha pasado gran parte de su vida colgada boca abajo en una habitación oscura y era golpeada de forma constante para que su carne fuese más tierna.

La tremenda historia de Chi Chi, una perrita que perdió las 4 patas en un matadero

La tenían colgada de las patas y como estaban atadas tan fuerte, la carne se infectó y comenzó a pudrirse. Al ver que ya no servía para nada, la metieron en una bolsa y la tiraron a la basura. Por suerte, fue encontrada a tiempo en un matadero de Corea del Sur.

Para salvarle la vida, le tuvieron que amputar sus cuatro patitas: ”Sobrevivió y el día después de la operación ya estaba intentando caminar. Sonreía y movía la cola”, explicaba la presidenta de ‘Animal Rescue, Media & Education’ Shannon Keith.

A la perrita le pusieron el nombre de Chi Chi (amorosa en coreano) y después de pasar 2 meses de recuperación en una clínica veterinaria de Seúl, fue trasladada Arizona, donde fue adoptada por Elizabeth y Megan Howell.

Cuando se recupere por completo, la familia quiere entrenar a Chi Chi para que sea una perrita de terapia y consuele a niños y veteranos que hayan perdido algún miembro de su cuerpo.

historia-perrita-chi-chi-2

Cuando vieron que ya no servía para nada, la tiraron a la basura en una bolsa:

historia-perrita-chi-chi-3

Por suerte, fue encontrada justo a tiempo y salvada:

historia-perrita-chi-chi-4

historia-perrita-chi-chi-5

Tras pasar dos meses recuperándose en una clínica de Seúl, fue trasladada a Arizona, donde fue adoptada por una familia que ahora le da todo el amor del mundo:

historia-perrita-chi-chi-6

historia-perrita-chi-chi-7

historia-perrita-chi-chi-8

historia-perrita-chi-chi-9


18 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Un ladrón entra a robar a punta de pistola y la mujer lo saca de su tienda a manotazos (Vídeo)

Con todos vosotros… La bicicoche