in

Un joven de 20 años muere tras comer pasta cocinada cinco días antes por el ”síndrome del arroz frito”

Un joven belga de 20 años de edad ha fallecido por intoxicación alimentaria. El chaval comió pasta que había cocinado hace cinco días y esta le provocó la muerte a las 10 horas de la ingesta.

Un joven de 20 años muere tras comer pasta cocinada cinco días antes por el ''síndrome del arroz frito''

El joven solía cocinar a menudo pasta y guardar lo que le sobraba en recipientes a temperatura ambiente. Un día comió un poco de pasta que llevaba varios días cocinada y la recalentó con una salsa.

Se dio cuenta de que el sabor de la comida era diferente, pero pensó que podría ser por la salsa que utilizó y no le dio mucha importancia.

A la media hora, comenzó a sentir un dolor muy intenso en la zona abdominal, náuseas y dolor de cabeza. Tuvo episodios de diarrea y vómitos de forma abundante. A pesar de ello no fue al médico y decidió quedarse en casa, beber mucha agua e intentar dormir.

Al día siguiente sus padres entraron la habitación sobre las 11 de la mañana ya que no había salido del cuarto para ir a la universidad y lo encontraron muerto.

Una vez realizada la autopsia, esta reveló ”necrosis hepática”. Su hígado se había cerrado. Además también vieron posibles signos de pancreatitis aguda. El examen de materia fecal reveló la presencia de ‘Bacillus Cereus’, una bacteria responsable del ”síndrome del arroz frito”, una intoxicación por alimentos comúnmente causada por dejar los platos de arroz frito (o pasta) a temperatura ambiente durante varias horas.

La intoxicación por ‘Bacillus Cereus’ es común. En el año 2003, una familia enfermó gravemente por una intoxicación alimentaria asociada a esta bacteria después de comer una ensalada de pasta que habían hecho hace ocho días durante un picnic.

(Vía)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

No entiendo qué es lo que me quiere decir esta chica…

Así es el paso del tren por las calles de Hanói