in

Motín a bordo del avión de Ryanair atrapado en Praga con destino Madrid

El domingo pasado un avión de la compañía Ryanair tendría que despegar a las 14:00 de Praga a Madrid y todos los pasajeros estuvieron esperando en el interior de la aeronave hasta las 20:00 horas. La compañía alegó que los servicios de deshielo se habían retrasado y que aseguraron el alojamiento y comida de sus clientes, algo que no ocurrió así exactamente. Algunos de los pasajeros tuvieron que dormir en el aeropuerto.

Al día siguiente, ayer lunes, los volvieron a embarcar y el despegue se volvió a retrasar. Se produjo de nuevo tensión en el avión y los pasajeros no se fiaban y se han amotinado contra la tripulación. ”Hay que bajarse de aquí, este avión no está bien”, afirmaba uno de los pasajeros.

Al final, el avión despegó, después de 24 horas de calvario.

(Vía)


8 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Resuelto el misterio del ombligo del oso gigante dibujado en la nieve

Un hombre planea demandar a sus padres por concebirlo sin su consentimiento