in

Momento mágico entre un cariñoso pulpo y una submarinista en Tenerife

Esta submarinista hizo un nuevo e inusual amigo durante una inmersión en Tenerife. El pequeño pulpo agarró la mano de submarinista, utilizando sus 300 ventosas para recabar información. Cada ventosa puede moverse de manera independiente, y está recubierta de receptores de gusto y de tacto.

Momento mágico entre un cariñoso pulpo y una submarinista en Tenerife

Miedoso pero extremadamente curioso, el cefalópodo realizó varias aproximaciones en una experiencia que la buceadora definió como mágica.

Momento mágico entre un pulpo y una submarinista en Tenerife:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Mucho cuidado a quien adelantas y le tocas la bocina en Rusia

Brutal accidente de un motorista que no llevaba casco