in

Mientras tanto, en Irán…

Mientras tanto, en Irán…

Mientras tanto, en Irán...

Vía


9 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Ese día aprendió que no hay que tocarle los huevos a un dóberman…

Y que lo sepa todo el pueblo… Te encanta la mujer de Andorra…