in

Mark Bryan es un ingeniero robótico heterosexual, de 62 años que vive en Berlín quien hace 5 años empezó a vestir con tacones de aguja y faldas para ir a trabajar sencillamente porque le gusta vestir así

Mark Bryan es un ingeniero robótico heterosexual, cisgénero, de 62 años de edad y que vive en Berlín quien hace 5 años empezó a vestir con tacones de aguja y faldas para ir a trabajar sencillamente porque le gusta vestir así. Opina que la ropa no debería tener género.

“Quiero que la gente me vea y piense en lo bien vestido que estoy en vez de debatir mi sexualidad”.

Mark Bryan es un ingeniero robótico heterosexual, de 62 años que vive en Berlín quien hace 5 años empezó a vestir con tacones de aguja y faldas para ir a trabajar sencillamente porque le gusta vestir así

Mark Bryan es un ingeniero robótico heterosexual, de 62 años que vive en Berlín quien hace 5 años empezó a vestir con tacones de aguja y faldas para ir a trabajar sencillamente porque le gusta vestir así

Mark Bryan es un ingeniero robótico heterosexual, de 62 años que vive en Berlín quien hace 5 años empezó a vestir con tacones de aguja y faldas para ir a trabajar sencillamente porque le gusta vestir así

Mark Bryan es un ingeniero robótico heterosexual, de 62 años que vive en Berlín quien hace 5 años empezó a vestir con tacones de aguja y faldas para ir a trabajar sencillamente porque le gusta vestir así

@culturainquieta | @markbryan911


7 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Un motorista va haciendo un caballito a toda velocidad y se estampa contra un coche que cambia de dirección…

Chavales, el desayuno es la comida más importante del día…