in

Le diagnostican tuberculosis y, meses después, descubre que sus problemas eran culpa de un preservativo que se tragó

Una joven de 27 años de edad acudió al médico después de cuatro meses teniendo tos, fiebre y mucosidad espesa. Le dieron antibióticos y un tratamiento contra la tuberculosis. Pero dos meses después volvió ya que no había mejorado nada.

Le diagnostican tuberculosis y, meses después, descubre que sus problemas eran culpa de un preservativo que se tragó

»El esputo (secreción que se produce en los pulmones) de la mujer se examinó para detectar tuberculosis y resultó negativo. Sin embargo, cuando le escanearon el pecho, encontraron una lesión en el lóbulo superior derecho de sus pulmones. Tras una investigación adicional, parecía ser ‘una estructura en forma de bolsa invertida’ sentada ‘en el bronquio», explican en el estudio publicado.

En un primer momento, pensaron que era tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones, pero cuando retiraron esta «bolsa», que estaba casi descompuesta, se dieron cuenta de que se trataba de un preservativo.

Los médicos hablaron con la paciente y acabaron descubriendo que se lo tragó mientras mantenía relaciones con su marido. Los médicos explicaron que el diagnóstico correcto se retrasó por diferentes motivos: la vergüenza de la mujer, que no contó lo sucedido antes; su edad, pues la ingesta de cuerpos extraños es más propia de accidentes en edades menores; y, sencillamente, porque un preservativo no entraba entre las opciones de los médicos como causa de una lesión en los pulmones.


2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Carreras de cerditos. Temporada cuatro. Primera carrera

Poniendo a prueba un escudo transparente de la policía a base de balazos