in ,

La pesadilla del hombre belga que recibía pizzas en su domicilio sin pedirlas llega a su fin

Hace unos meses conocimos la historia de Jean Van Landeghem, un hombre belga que llevaba casi 10 años recibiendo pizzas a su casa que no había pedido. Ahora, después de salir en la prensa, parece que todo a finalizado.

La pesadilla del hombre belga que recibía pizzas en su domicilio sin pedirlas llega a su fin

Después de nueve años recibiendo pizzas a cualquier hora del día, el hombre no recibe ninguna desde hace seis meses, pero no tiene claro de que no pueda volver a ocurrir… ”Afortunadamente, desde la cobertura mediática del asunto, ha habido una calma total. Parece que el autor se asustó con todo el ruido que hizo, pero también porque atrajo la atención de la policía”, explicó a 7sur7.

”A pesar de todo, no he encontrado la serenidad. Seis meses sin nada y aún así, con cada motocicleta que pasa, con cada coche que se detiene frente a mi casa, empiezo a temblar como una hoja”, cuenta Jean.

Jean encuentra dos posibles soluciones a esto: ”O bien el autor ha dejado de hacer pedidos en mi nombre, o bien las pizzerías han tomado mi nombre y dirección y las han puesto en la lista negra”.

La pesadilla del hombre belga que recibía pizzas en su domicilio sin pedirlas llega a su fin

”Me gustaría saber quién me ha estado volviendo loco todo este tiempo. Y quienquiera que lo haya hecho se arrepentirá”, explicaba Van Landeghem en el mes de junio. Por su parte, la policía encargada del caso tiene ya varias líneas de investigación abiertas sobre quién puede estar detrás de este acoso.

Entre los investigados se encuentra una pareja de amigos del hombre, que también habría sufrido este tipo de entregas indeseadas durante años, pero Jean piensa que se trata de un error. De momento, la policía sigue con la investigación abierta.

Vía 7sur7.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Unos pescadores salvan a una tortuga de las mandíbulas de un tiburón

Los excesos en Ordesa de un famoso ”youtuber” que violó el confinamiento y las normas del Parque