in

Una joven invita a café a un mendigo y le salva la vida: ”Hoy iba a suicidarme, pero gracias a ti ya no lo haré”

Casey Fischer es una chica que vive en New Hampshire, Estados Unidos y que ha conmovido a medio mundo con su historia a través de Facebook. Un día por la mañana iba de camino a la universidad cuando la joven vio a un mendigo que estaba pidiendo limosna. El hombre se llamaba Chris e iba tocando las ventanillas de los coches y paraba a los peatones, pero poca gente le hacía caso.

Una joven invita a café a un mendigo y le salva la vida: ''Hoy iba a suicidarme, pero gracias a ti ya no lo haré''

Era una mañana de mucho frío. Casey entró en una cafetería y desde la mesa en la que se sentó observó como el hombre estaba de pie mirando los precios. La joven le vio contar las monedas que tenía en la mano para ver si le llegaba para poder comprar algo. Fue en ese momento cuando Casey se levantó y le invitó a a un café con tostadas.

Desayunaron juntos y la chica se interesó por la historia de Chris. ”Disfrutaba de su café como si no hubiera tomado uno hace años”, cuenta Casey. El hombre le dijo que la única meta en su vida había sido que su madre se sintiera orgullosa de él. ”No lo conseguí”, confesó entristecido.

Después de un rato, la chica tenía que marcharse y al despedirse, el hombre, con lágrimas en los ojos, le pidió un par de minutos más para escribirle una nota. Casey aceptó y esperó a que Chris escribiese el mensaje. Se lo entregó y se marchó agradeciéndole su generosidad.

Lo que la chica no se podía imaginar es que algo tan simple como invitar a alguien a un café con tostadas podría salvarle la vida. Casey abrió la nota que le escribió Chris y decía lo siguiente: ”Hoy iba a suicidarme, pero gracias a ti ya no lo haré. Gracias, eres una persona hermosa”.

Casey-Fischer-2


46 Comments

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Cuando tu gato piensa que es una serpiente

Se graba con una máscara de Chewbacca, se parte de la risa y se convierte en el vídeo más visto de Facebook