in

Pensaba que había un fantasma en su casa pero un hombre vivía en su armario

Maddie es una estudiante de la Universidad de Carolina del Norte en Greensboro, EEUU que en más de una ocasión había bromeado con sus conocidos de que en su casa había un fantasma, pero nunca se imaginó que un hombre estuviese viviendo en su armario.

Pensaba que había un fantasma en su casa pero un hombre vivía en su armario

Andrew Clyde Swofford utilizaba su ropa y su baño cuando la joven no estaba en casa. Al final lo descubrió en su vestidor.

El pasado sábado escuchó unos ruidos raros en el armario: ”Sonaba como un mapache en mi armario y pregunté ¿Quién está ahí?”.

Lo último que la joven esperaba escuchar era que un hombre le dijese: ”Oh, mi nombre es Drew”. La policía lo ha identificado como Andrew Clyde Swofford, tiene 30 años de edad y antecedentes penales por distintos cargos.

La chica explicó que intentó activar la alarma de su reloj pero que con los nervios le fue imposible. Le preguntó al hombre si le iba a hacer algo y él respondió que no. Al abrir la puerta se encontró al hombre con su ropa, sus medias y sus zapatos. Además, una mochila llena de su ropa.

Pensaba que había un fantasma en su casa pero un hombre vivía en su armario

”Se prueba mi sombrero. Él va al baño y se mira en el espejo y luego me dice: ‘Eres muy bonita, ¿puedo darte un abrazo?”, explicó Maddie, aclarando que no le hizo absolutamente nada.

La joven avisó a su novio y este se presentó en el apartamento en 10 minutos. Drew ya había escapado.

Actualmente Andrew Clyde Swofford está en prisión bajo fianza de 26.000 euros.

Pensaba que había un fantasma en su casa pero un hombre vivía en su armario

(Vía)


6 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Padre del año: Deja a su bebé en el interior del tren mientras sale a fumar un cigarro

Dos guardias civiles, a juicio por poner el ‘Cara al sol’ y obligar a los clientes de un bar a meterse balas en la boca