in

Esta mujer hizo algo muy ingenioso para que el perro de al lado dejara de saltar para saludarla todos los días

Jennifer Bowman es una mujer que vive en California y ha hecho algo muy curioso para facilitar la vida de Penny, el perro de su vecino, que no paraba de dar saltos tras la valla que separa ambas casas para saludar.

Esta mujer hizo algo muy ingenioso para que el perro de al lado dejara de saltar para saludarla todos los días

»Me cansé de que el perro del vecino saltara para cotillear por encima de la valla, así que le hice unos agujeros para que mirara a gusto. Creo que le gustan», explicó la mujer.

Jennifer cogió un taladro e hizo tres agujeros, dos para los ojos y uno para el hocico. Un gesto sencillo e ingenioso con el que Penny puede ver el jardín de Jennifer y además disfrutar de los olores.

Así saltaba Penny para ver el jardín de la vecina:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Esta es Pam Pam, una gatita con heterocromía cuyos ojos te hipnotizarán

¿Tomatina? En la India la fiesta es más loca: Se lanzan antorchas entre ellos