in

El astronauta Mark Kelly se llevó un disfraz de gorila a bordo de la Estación Espacial Internacional sin contárselo a nadie. Y un día, sin que lo vieran, se lo puso

El astronauta Mark Kelly se llevó un disfraz de gorila a bordo de la Estación Espacial Internacional sin contárselo a nadie. Y un día, sin que lo vieran, se lo puso.

3 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading…

.

Trasplantado con éxito por primera vez un corazón de cerdo a un hombre

«Evidentemente nadie debería obligarme a ponerme el cinturón de seguridad en mi vehículo privado»