in

El anciano dueño de una licorería repele a tiros a unos atracadores antes de sufrir infarto

Tres atracadores pretendían robar el establecimiento en Norco, California. Sin embargo, el tendero de 80 años de edad actuó con rapidez y no dudó en usar su escopeta contra uno de los atracadores que portaba un rifle AR-15. «Me ha volado el brazo! me ha volado el brazo!» se oye llorar al delincuente mientras corre al coche que le espera en el aparcamiento. El anciano fue hospitalizado por infarto pero ya se ha recuperado.

6 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading…

.

“Me miro en el espejo y me doy asco” Julian pesa 400 kilos y está al límite

«¡¡Eeehhhh, que ahí no se puede mariscar!!»