in

Dos tontas muy tontas…

Dos tontas muy tontas…


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

«Mercedes me pidió un lumumba pensando que no iba a saber lo que era y yo le pregunté: ¿Lo quieres frío o caliente?»

Hijo, pásame la coca