in

Dos líderes antivacunas murieron al contraer coronavirus: uno promovía los enemas de cloro y el otro la hidroxicloroquina

Dos líderes antivacunas que estaban en contra de la vacuna contra el coronavirus murieron tras contraer la enfermedad. Por un lado Johann Biacsics, quien promovía los enemas con cloro, y por otro un ministro cristiano que sugería el uso de hidroxicloroquina.

Dos líderes antivacunas murieron al contraer coronavirus: uno promovía los enemas de cloro y el otro la hidroxicloroquina

El pasado 11 de noviembre, el líder antivacunas austriaco Johann Biacsics, de 65 años de edad, murió tras pocos días de ser ingresado. El hombre había dado positivo en Covid-19 a principios de ese mes y tras sufrir una crisis respiratoria ingresó en un hospital de Viena. Una vez allí, pese a la gravedad de su cuadro solicitó el alta para continuar con su tratamiento natural.

Cuando su estado empeoró aún más, su familia llamó a una ambulancia para llevarlo de regreso al hospital. Sin embargo, ya era tarde. Dos días después murió.

Lejos de entrar en razón, sus seguidores y su familia aseguran que los médicos fueron los responsables de la muerte del hombre.

Marcus Lamb es otro líder del movimiento antivacunas que recientemente falleció a raíz del coronavirus. Lamb era una celebridad del cristianismo, en 1997 fundó la red de televisión cristiana Daystar Television Network.

Su esposa comunicó su muerte vía redes sociales: “Tenía diabetes aunque la mantuvo bajo control. Estaba muy sano, comía sano, mantenía su peso bajo y siempre mantenía su azúcar en un buen nivel”.

Según informó el diario Independent, Lamb acogió a teóricos de la conspiración, como el grupo de desinformación America’s Frontline Doctors, que afirmaba en un video viral que el covid-19 podía curarse con el medicamento contra el paludismo hidroxicloroquina.

En tanto, el hijo de Marcus Lamb, Jonathan Lamb, describió el diagnóstico de covid-19 de su padre como un “ataque espiritual del enemigo”.

Vía


15 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

No sé de qué sitio es este guardia de seguridad pero seguro que está libre de vampiros…

Perros jugando a un juego. Las reglas son un misterio