in

La detenida tras aparecer la cabeza de su pareja llevaba meses repartiendo croquetas entre vecinos

María del Carmen, la presunta asesina del crimen de Castro Urdiales (Cantabria), repartió durante meses comida casera y croquetas a las vecinas del pueblo.

La mujer está acusada de haber matado a su marido, haberlo decapitado y haber hervido la cabeza. Él se llamaba José María y era un banquero jubilado que llevaba desaparecido desde el mes de abril.

La mujer, natural de Utrera, Sevilla, de 61 años de edad y afincada desde hace siete en Castro Urdiales le dio una caja a su vecina que contenía, según le dijo, juguetes eróticos que no quería que encontrara la Guardia Civil si registraba su casa tras la denuncia de la desaparición de su pareja.

Después de un tiempo la vecina abrió la caja debido al olor que salía de ella y se encontró con el cráneo dentro. Rápidamente fue a denunciarlo

En este vídeo, a partir del min. 2:20, es cuando comentan que la mujer estuvo repartiendo comida casera y croquetas entre las vecinas…

Más info: El País


6 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Karla va a casa de Ramón para pedirle perdón

Así es como reacciona un soldado malayo al encontrarse con la serpiente venenosa más grande que existe: la cobra real