in

Deja a su perra en una guardería canina y le devuelven su cadáver empaquetado con cinta aislante

Kirsten Kinch es una joven irlandesa que ha denunciado a través de su cuenta de Instagram lo que vivió después de dejar a su perra en una guardería canina.

Deja a su perra en una guardería canina y le devuelven su cadáver empaquetado con cinta aislante

Kirsten dejó a su perrita Nova en una guardería de Dublín ya que no podía llevársela a un viaje a Islandia de tres días y al volver a recogerla, los trabajadores se la devolvieron muerta y envuelta en una bolsa de plástico con cinta adhesiva.

El animal padecía colitis, pero estaba respondiendo muy bien al tratamiento y el veterinario la revisó antes de dejarla en la guardería

La joven les explicó a los trabajadores de P&E Boarding Kennels cómo tenían que darle la medicación y les dijo que Nova no corría ningún peligro.

A los tres días volvió a recogerla y los responsables del centro le dijeron que la perrita había fallecido por una hemorragia. La encontraron muerta llena de sangre. La empaquetaron y así es como se la devolvieron.

”La habían apretujado en lo que solo puedo describir como una bola, envuelta en una bolsa negra y cubierta de cinta aislante. No tuvieron ningún cuidado ni empatía”.

Kirsten dudó que se tratase de su mascota y la llevó a otro veterinario, quien confirmó que se trataba de Nova a través del chip. La autopsia reveló que murió por una hemorragia, pero no determinó qué la provocó.

La joven ha denunciado que en ningún momento la avisaron de que Nova estaba peor y que la forma en la que la envolvieron fue ”inhumana”.

(Vía)


11 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Se enfrentan a pena de muerte por construir una casa en mitad del mar

El reloj huevo con pigmento fotocromático que va girando y un láser escribe la hora exacta