in

Cuando el coronavirus convierte a la gente en monstruos

Un hombre iba paseando con su perro cuando un vecino de la zona le cortó el paso. Este vecino se opuso a que el dueño del perro siguiese su recorrido con la excusa del coronavirus.

Cuando el coronavirus convierte a la gente en monstruos

El hombre, con un palo en la mano, le dice en varias ocasiones al dueño del perro que de la vuelta y se vaya.

Parecía que la cosa iba a acabar ahí, pero segundos más tarde el vecino se encara e intenta agredir al dueño y al perro; y parece que le da al perro. El faldón del vídeo no permite verlo con claridad, pero parece que le llega a dar a la animal.


22 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

Una niña pide ayuda mientras cuelga de un cable eléctrico a 15 metros de altura

La policía de Torrelavega multa con 1500 euros a un transportista