in

Condenado por agredir a su hermano porque le dijo que su barco parecía «un supositorio»

La resolución recurrida declaró probado que los hechos se produjeron en junio de 2021 en el puerto de Cabo de Palos (Murcia), donde el hermano tenía amarrado el barco y lugar al que acudió el acusado, quien le hizo aquel comentario sobre la forma del mismo.

A continuación, añadía el relato de hechos probados, le propinó varios puñetazos en la cara, causándole lesiones que tardaron cinco días en curar y que se concretaron, mayormente, en dolores en la boca, con dificultades para abrirla.

La condena fue de noventa euros de multa y la obligación de indemnizar con 200 euros al perjudicado, con el que el acusado no podrá comunicarse durante seis meses.

Vía

2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading…

.

«Poco hecho, por favor»

El Tesla que vuela