in

Cinco años de litigio para poder usar el dibujo de un pene como firma en documentos oficiales

Jared Hayams es un joven de Melbourne que pensó que “sería gracioso poder firmar con un pene”, pero esta gracia se complicó cuando varias empresas e instituciones le llamaban quejándose.

Cinco años de litigio para poder usar el dibujo de un pene como firma en documentos oficiales

“Cuando hice la firma saltó el ventilador extendió la mierda. Recibí llamadas y cartas que me decían que no podía tener esa firma. En ese momento pensé, esto es interesante, ¿por qué no?”, dice.

Jared tomó la decisión de defender su firma ante las autoridades australianas. Después de haber recibido la última negativa legal el pasado 8 de enero, finalmente Jared se ha salido con la suya y podrá firmar con orgullo con el garabato.


4 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Este joven ha descubierto una nueva forma de perder la virginidad…

Conducción temeraria en la A6 a la altura de Torrelodones, Madrid