in

Un ex policía de Sevilla se enfrenta a 20 años de cárcel por disparar a tres ladrones que trataban de robar en su casa

Casimiro Villegas es un ex policía que se enfrenta a 20 años de cárcel por disparar con su arma reglamentaria a tres ladrones que entraron a robar en su casa en el extrarradio de Dos Hermanas, en Sevilla. Él dormía junto a su mujer cuando se despertaron al escuchar ruidos. En ese momento empezó su pesadilla, que hoy sigue presente.

Un ex policía de Sevilla se enfrenta a 20 años de cárcel por disparar a tres ladrones que trataban de robar en su casa

Tres individuos se liaron a patadas y puñetazos con él en el salón de su casa. En un momento consiguió subir de nuevo a la habitación, cogió su arma reglamentaria y salió tras ellos. Después de identificarse como policía pegó un tiro al aire para intimidar.

Casimiro abrió fuego contra la furgoneta que estaba en su patio en donde estaban los ladrones. Su intención era disparar a las ruedas y tres de ellos resultaron heridos de bala. Luego, cuando los ladrones tratan de escapar, uno de ellos le dispara con una escopeta y Casimiro abre fuego contra él.

Ahora Casimiro Villegas se enfrenta a 20 años de prisión y más 300 mil euros de indemnización.

Desde el incidente, la salud de Casimiro ha empeorado tanto que ha recibido la incapacidad absoluta. Ha perdido su puesto como policía.

Esa madrugada, los atracadores consiguieron escapar. Cuatro de ellos fueron detenidos horas después, pero el quinto nunca ha sido identificado. El resto, a los 8 meses, salieron en libertad provisional y esperan su propia condena. Se enfrentan a una pena de tres a cinco años por robo con fuerza e intimidación.

Hoy ha empezado el juicio y Casimiro sigue luchando y asegurando que todo lo hizo en defensa propia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Persecución policial en West Memphis: Los dos sospechosos terminan acribillados a tiros

Pelea en un avión de Ryanair con destino Tenerife: un pasajero trata de arrancarle la nariz a otro de un mordisco