in

Después de su ascenso en solitario a la cima, Andrzej Bargiel desciende el K2 con esquís

Este descenso pasará a la historia como uno de los descensos más atrevidos jamás realizados con esquís. Después de su ascenso en solitario a la cima, sin oxígeno, Andrzej Bargiel pasó las siguientes más de siete horas bajando del pico de 8,611 m.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

”Eres un montón de mierda, Pedro”

200 personas corriendo por los muros del castro de Santa Tecla