in

Un buzo asciende 36 metros de golpe, sin descompresión, y se le deforma el cuerpo

Alejandro Ramos trabajaba como buzo artesanal marisquero. Hace cuatro años, cuando estaba en la profundidad del mar, la hélice de una embarcación produjo un corte en la manguera de su botella de aire comprimido. Dado que estaba a más de 30 metros de profundidad, Alejandro se vio obligado a subir rápidamente para tomar aire, sin imaginar las terribles consecuencias que eso originaría.

Un buzo asciende 36 metros de golpe, sin descompresión, y se le deforma el cuerpo

Alejandro ascendió 36 metros de golpe sin hacer la descompresión correctamente, lo que le ha provocado importantes deformaciones en su cuerpo. Este pescador peruano ganó casi 30 kilos por culpa del nitrógeno que se le acumuló en el cuerpo.

En este vídeo explican toda la historia:

El hombre lleva cuatro años en esta complicadísima situación y el caso está siendo estudiado por varios equipos médicos. Sufre serios problemas respiratorios y fuertes dolores articulares.

Un buzo asciende 36 metros de golpe, sin descompresión, y se le deforma el cuerpo

Un buzo asciende 36 metros de golpe, sin descompresión, y se le deforma el cuerpo

Un buzo asciende 36 metros de golpe, sin descompresión, y se le deforma el cuerpo

Un buzo asciende 36 metros de golpe, sin descompresión, y se le deforma el cuerpo


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

.

¿Y tu de qué cofradía eres? De la cofradía más larga del mundo

Prueba de flujo de agua del Centro Espacial Kennedy en el complejo de lanzamiento 39-B para SLS