in

A que no hay huevos a darle al foco de luz. Sujétame el cubata

Ocurrió durante un partido entre el Nuneaton Borough y el Stratford Town, dos equipos de la National League Southern Central inglesa.

A que no hay huevos a darle al foco de luz. Sujétame el cubata

Tony Breeden, portero del Nuneaton, intentó demostrar que también era un buen lanzador de penaltis y acabó rompiendo uno de los focos del estadio.

Por suerte nadie resultó herido. El Nuneaton acabó ganado 2-0.

A que no hay huevos a darle al foco de luz. Sujétame el cubata…


One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Cazador cazado: este tiburón fue tragado por un enorme mero de aguas profundas

Un árbitro de lucha canaria sufre una fractura de mandíbula en pleno combate