in

Más de 6.000 personas en el primer concierto en Nueva Zelanda en la nueva normalidad, después de semanas sin transmisión comunitaria

El viernes por la noche fue el primero de los dos espectáculos con entradas agotadas de Benee en Spark Arena de Auckland, Nueva Zelanda. Más de 6.000 personas en el primer concierto en Nueva Zelanda en la nueva normalidad, después de semanas sin transmisión comunitaria.

Más de 6.000 personas en el primer concierto en Nueva Zelanda en la nueva normalidad, después de semanas sin transmisión comunitaria

Es el mayor concierto que se hizo en todo el mundo en ese momento. La cantante y compositora neozelandesa de 20 años de edad usó alas de hada, orejas de gato y un traje espacial durante diferentes partes de su set.

Más de 6.000 personas en el primer concierto en Nueva Zelanda en la nueva normalidad, después de semanas sin transmisión comunitaria

Las imágenes impresionan al otro lado del mundo. Muestran algo soñado por muchos: un concierto sin restricciones, distancia de seguridad o mascarillas. De hecho, según Stuff, en medio de su actuación, Benee aseguró que no esperaba volver a los escenarios por lo menos “durante un año”.

Más de 6.000 personas en el primer concierto en Nueva Zelanda en la nueva normalidad, después de semanas sin transmisión comunitaria

En estos momentos, el país solo tiene 42 casos de COVID-19 activos, ninguno de los cuales se encuentra hospitalizado. De ellos, tres han sido diagnosticados en las últimas 24 horas.

Este control de la expansión del coronavirus, con 1.530 casos confirmados desde que comenzó la pandemia, facilita la celebración de eventos de este tipo sin apenas controles, más allá de tomar la temperatura a quienes acudieron al concierto.




@Elzo_ | Nzherald.co.nz


One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Parahawking: Haciendo parapente con un buitre al lado en Algodonales, Cádiz

La increíble cantidad de polvo que puede llegar a acumularse en una alfombra